Nuevo programa “Interés por impacto” para mejorar el acceso a financiamiento de los pequeños productores

Los productores de café de todo el mundo han sufrido el trago amargo que trajo consigo la infestación de roya que afectó a una gran mayoría de los cafetales que son el sustento de miles de familias campesinas de pequeños productores, perjudicando abruptamente la productividad y por ende los ingresos. Concretamente en Chiapas, primer lugar en producción de café a nivel nacional y también primer lugar en la producción orgánica, los efectos de la roya fueron ampliamente visibles al pasar de una producción estatal promedio de 10.12 QQ pergamino por hectárea a 6.20 QQ pergamino, lo que representa un 38.74% de reducción de la productividad.

En este sentido, impacto café ha desarrollado un modelo de financiamiento para pequeños productores que persigue como objetivo general elaborar un plan de intervención y productos financieros que permita aprovechar los recursos productivos, humanos, organizativos y sinergias con aliados estratégicos para poder ofrecer alternativas de inversión a la productividad de los cultivos de los pequeños productores, mejorando la rentabilidad de la inversión familiar e impacto social en el primer eslabón de la cadena productiva.

Este modelo de financiamiento se ha bautizado como Interés por impacto, el cual permite que los pequeños productores accedan a financiamiento para el mantenimiento de su cafetal con tasas de interés de bajo costo, para así pasar paulatinamente de una producción de 6 QQ pergamino a 20 QQ pergamino en un horizonte de 10 años. Dicho financiamiento para cada productor está sustentado en las necesidades de la plantación de café, por lo que se elaboran planes de trabajo con el apoyo de Jóvenes Líderes de Servicio (LdS) que han sido capacitados para dar asistencia técnica a los productores. Como producto, se obtienen planes de trabajo y presupuestos específicos y ajustados a las necesidades de las plantaciones de café y de cada productor.

El modelo fomenta también la cultura del ahorro al establecerse para cada célula (grupos de 25 productores apoyados por un LdS en asistencia técnica) y para cada productor una “garantía ahorro”, la cual equivale a un 10% del fondo que se financia a cada productor. Este recurso en garantía, al término del ciclo del crédito, se destina a capital de la célula para otorgar un financiamiento interno entre sus miembros, o bien son retornados a cada productor, la ruta es determinada por los mismos involucrados.

Además, se promueve el apoyo mutuo, debido a que los financiamientos se otorgan como grupo solidario y se espera que fomenten el autoempleo en la célula, ya que se tiene la expectativa de que los miembros ejecuten las actividades de los planes de trabajo como un grupo unido.

Con este modelo como guía, se realizó un taller de capacitación el pasado 23 y 24 de marzo del año en curso con la participación de los LdS, quienes tuvieron la oportunidad de conocer el origen del modelo, operatividad y beneficios a los que acceden los pequeños productores. Los participantes mostraron gran interés y entusiasmo para en torno al modelo y consideran que con iniciativas como Interés por impacto se están buscando las mejores alternativas para fomentar la productividad, rentabilidad y el ahorro.

Actualmente, se han realizado encuestas de evaluación para otorgar los financiamientos a los pequeños productores y se espera beneficiar a siete organizaciones con nueve células con un financiamiento para el mantenimiento y fomento a la productividad por un monto de $1,908,610.00 (un millón novecientos ocho mil seiscientos diez pesos 00/100 M.N.).

© Copyright - impacto café 2015 - 2018